Napalm Girl, Huynh Cong Ut (Nick Ut)

» Fotos Con Historia » Napalm Girl, Huynh Cong Ut (Nick Ut)

Fotos Con Historia | 2 octubre 2007 |

0 Flares 0 Flares ×

Napalm Gilr

Una nueva "Foto Con Historia" desde el foro de OjoDigital, es texto y propuesta es del usuario Beris

A pesar de que habitualmente no me gustan nada las fotografías sensacionalistas que, desde mi punto de vista, se aprovechan más de las circunstancias dramáticas que del hecho fotográfico, en esta ocasión voy a elegir la fotografía de la niña que corre en la guerra del Vietnam quemada por el napalm. Pienso que en el año en la que fue publicada la fotografía no se estaba tan habituado como actualmente a este tipo de imágenes y parece ser que tuvo mucho impacto en la opinión pública que hizo que se rechazara aún más la barbarie de Vietnam.

Ahora, desde mi punto de vista, vemos imágenes incluso más dramáticas pero estamos tan habituados…. en fin, una pena.

La fotografía fue tomada el 8 de junio de 1972 cuando un avión de Vietnam del Sur bombardeó con napalm la población de Trang Bang.

La niña del centro de la foto se llama Kim Phuc y está escapando junto con sus primos del bombardeo. Va desnuda, porque el napalm le había consumido sus ropas.

El fotógrafo es el vietnamita Nick Ut, de AP y ganador de un Pulitzer. Después de sacar la foto llevó a Kim a un hospital sudvietnamita. Finalmente fue trasladada al Hospital Barsky donde pasó 14 meses recuperándose.

Nadie esperaba que Kim Phuc sobreviviese. Quemaduras de tercer grado cubrían la mitad de su cuerpo y necesitaría muchas operaciones y años de terapia. A los dos años, contra todo pronóstico y con la ayuda de los médicos que se dedicaron a su cuidado, fue capaz de volver a su aldea.

En 1982, a los 10 años de tomarse la famosa fotografía, un fotógrafo alemán encontró a Kim. Mientras tanto, el gobierno la había sometido a interminables entrevistas, funcionarios comunistas la habían llevado a la ciudad de Ho Chi Minh para que apareciese en películas propagandísticas. Había sido obligada a dejar la escuela y volver a su provincia en la que, como "símbolo nacional de la guerra", estaba sometida a una supervisión cotidiana.

En una entrevista para la BBC de Londres, como en tantas otras que le hicieron, Nik Ut recordó ese momento: “Empecé a ver columnas de humo y mucha gente que corría. Vi a una señora que corría y pedía ayuda con un bebé muerto en sus brazos. Entre el humo negro vi a Kim Phuc que corría gritando “nam ua, nam ua” (demasiado caliente) y tomé muchas fotografías”. Después Nik relata que dejó su cámara a un lado, pensando “no quiero que muera”, levantó a la niña y le dio un poco de agua, la cubrió con una manta y la llevó al hospital en su coche. Después fue hasta su oficina y se puso a revelar las fotos. Cuando apareció, nítida, la imagen de Kim Phuc corriendo, llevó las manos a su cabeza y dijo: “¡Dios mío, es una gran foto!”.Cuando se la llevó a su editor, éste pensó que no iba a poder publicarse, ya que en esa época no se permitían fotos con desnudos frontales, pero cuando llegó Horst Faas, el jefe de la oficina, y vio la imagen, les dijo: “Enviemos esta foto inmediatamente, ahora mismo, no me importa lo que digan”. Para Nik Ut, esa foto tuvo un gran impacto, y aún hoy la gente habla de ella, mientras su autor, que va todos los años a Vietnam, comenta que allí la gente le dice: “Nik, tu foto cambió la guerra”.

La niña de la fotografía, Kim Phuc, actualmente vive en Toronto (Canada) y además de ser embajadora de la UNESCO, preside la “Fundación Kim Phuc”, dedicada a ayudar en todo el mundo a niños víctimas de la guerra.

Ella comenta: “Cualquiera que vea esa fotografía puede ver la profundidad del sufrimiento, la desesperanza, el dolor humano de la guerra, especialmente para los niños. Cuando veo esa imagen una y otra vez, agradezco a Dios que el tío Nik congeló ese momento de la historia con su fotografía, y permitió que las próximas generaciones vieran lo que puede ser el horror de la guerra”.

En realidad, parece ser que ni esta ni otras imágenes, a pesar de habernos mostrado lo más cruel de las guerras han evitado que la historia se repita.

Si quieres ver el debate que esta foto suscitó puedes pasarte por el hilo original http://www.ojodigital.com/foro/showthread.php?t=141329

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
  • Pingback: meneame.net()

  • Gracias Mauro por rescatar este tema.
    Aprovecho la respuesta doblemente 😉
    —————————–
    Hola a todos.
    Aunque un poco tarde, he descubierto este hilo a través del foro de Mauro.

    Quisiera añadir como comentario lateral que se ha desarrollado en una muestra y un libro con el título de este comentario. El libro está inspirado en el sentimiento del amor.

    El prólogo está escrito por la protagonista de la foto y no tiene desperdicio. Cuanto que aprender en tan pocas palabras. Sacaré esta referencia de la solapa:
    “La tragedia de Vietnam y una fotografía me convirtieron en un símbolo de la guerra. Pero mi verdadera historia, como las de estas páginas, es una historia de amor. Es la historia del poder de una imagen para cambiar el corazón de las personas. […] Recuerda lo poderosa que puede ser una fotografía. Más poderosa que ninguna bomba. Tan poderosa como el amor”. Kim Phuc.

    El libro tiene unas fotografías espectaculares no sobre la guerra, sino sobre el amor.
    El ISBN es 84-406-9960-3 y en España lo distribuyó ediciones B, pero creo que ya está agotado. Es de la serie MILK Photos (http://www.milkphotos.com/index.htm) aunque ahora no encuentro un enlace que lleve a ese libro.

    Saludos.
    ——————-
    http://www.ojodigital.com/foro/showthread.php?p=1766454#post1766454

  • jorge reales

    esta escena lo despreciable de la intervencion americana en vietnam, sencillamente criminal

  • Pingback: Nick Ut. La nena del napalm. « Tinc una palla a l’ull 2.0()

  • Pingback: Iconografía « Olmo González()

« »

Scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies